Cómo presentamos inglés en mi hogar

Aprendiendo Inglés en Casa

Cuando nació mi hijo siempre supe que quería que aprendiera varios idiomas, empezando por el inglés. Si bien mi esposo y yo manejamos muy bien ese idioma, no inculcamos el bilingüalismo desde el nacimiento. Sí fomentamos, sin embargo, un ambiente donde los idiomas puedan llamar la atención y provocar interés.

Hoy en día mi hijo tiene 4 años y comenzamos hace casi medio año a practicar “homeschooling”, lo que nos dio la posibilidad de darle un poco de estructura al aprendizaje del inglés.

Por eso hoy quiero contarte cómo presentamos el inglés en nuestro hogar.

Cuentos

MUCHA EXPOSICIÓN (INPUT) AL IDIOMA

En nuestro hogar tratamos de exponer lo más posible a nuestro peque al inglés. Para ello nos valemos de la tecnología y otras herramientas a nuestro alcance:

  • Videos: en mi casa no tenemos cable, peero eso no quiere decir que no miremos tele. Tenemos un smart TV y contratamos “Netflix”. Por lo que miramos películas, series, documentales, etc. Cuando miro tele o cuando mira mi esposo siempre lo hacemos con subtítulos, por lo que mi peque está acostumbrado a escuchar el inglés de fondo aunque él no esté mirando. Cuando era más pequeño todo lo poníamos en inglés (o en su idioma original), pero ahora que ya es más grande, quiere ver y entender lo que está viendo, por lo que cuando miramos algo en familia se mira en castellano. En este caso priorizamos el contenido más que la exposición. Por ejemplo, si optamos por ver un documental sobre mamíferos en Netflix, vamos a seleccionar el idioma español antes que el inglés. También utilizamos mucho “Youtube”, ya sea para ver videos instructivos, trailers, videos musicales, etc. En este caso utilizamos exclusivamente el idioma inglés y mi peque ya está acostumbrado.
  • Escuchar canciones: Utilizo mucho Youtube para escuchar música tanto en español como en inglés. Tengo además varios canales de canciones infantiles en inglés cómo éste, que mi peque disfruta mucho y que ahora que es más grande las está aprendiendo junto a mí.
  • Cantar juntos: Me memoricé varias canciones para aprender inglés que son muy divertidas y se las canto a mi peque. A la hora del baño, cuando jugamos, etc. Aprovecho cualquier momento en que tenga oportunidad para cantarle y lo invito a que cante conmigo. Acá trato de no preocuparme con su pronunciación, ya que todavía está aprendiendo a articular los sonidos en español.
  • Apps: Tengo instalado en mi celular varias aplicaciones que son para aprender inglés y mi peque juega cada tanto. Por ahora no es de pasar mucho tiempo jugando juegos en la computadora o en el celular. Si bien reconozco que tienen mucho valor educativo, no quiero fomentar el uso de consolas y juegos electrónicos en edades tan tempranas.
  • Cuentos: Si bien es muy difícil de conseguir cuentos en inglés en mi ciudad, dado que son importados, trato de conseguir lo más que puedo. También busco en internet páginas que tengan cuentos en inglés para leer o que sean leídos como en ésta página que presenta cuentos leídos por diferentes actores de cine. Yo siempre estoy ahí para traducir y ayudarlo a comprender, aunque debo confesar que las imágenes ayudan muchísimo a que pueda descifrar el significado por sí solos.

PRACTICAMOS CON MI ESPOSO

Esta creo que fue la mejor medida que hemos tomado en casa para motivar a nuestro peque. Este último año, nos esforzamos con mi esposo  por conversar juntos en inglés entre nosotros. Tratamos de buscar cualquier momento para poder practicar y conversar de cualquier tópico que queramos hablar. Muchas veces lo utilizamos para hablar de cosas que no queremos que nuestro peque se entere todavía, jejeje!!! Pero también lo utilizamos para conversar de temas que nos interesan. Si bien nuestro peque no se mete en la conversación, como muchas veces está presente, no deja de estar pendiente a lo que decimos y debo confesar que ya va agarrando una que otra palabra.

LECTURA EN VOS ALTA

Otro factor que nos facilita la introducción del inglés en nuestro hogar es que nosotros realizamos muchas actividades en este idioma. Por ejemplo, mi esposo y yo leemos mucho en inglés. Yo leo desde textos informativos de cursos que hago hasta lectura placentera como novelas, poemas, etc. Muchas veces que yo estoy leyendo y mi hijo está jugando y se acerca comienzo a leer en vos alta. Tal es así que mi hijo juega a leernos a nosotros en vos alta y en inglés, aunque lo que sale mayormente es un idioma inventado por él, jajaja!!!!

Dante con flashcards

ACTIVIDADES PARA APRENDER VOCABULARIO

Como ya les había contado, empecé a hacer homeschooling con mi peque hace algunos meses, lo que me facilitó el poder introducir actividades lúdicas pero con la intención de practicar vocabulario específico en inglés.

¿Cómo lo hago?

Bueno, para empezar adquirí un paquete de actividades para kinder en esta comunidad educativa, que me encantó. Tiene muchísimo material y de muy buena calidad y como el contenido estaba organizado en unidades temáticas, aproveché para poder incluir el inglés en esas unidades, por ejemplo los animales, la casa, etc.

Como verás, si bien este es el aspecto más “académico” que realizo con mi peque, es solo la punta del iceberg comparado con toda la exposición que le ofrezco diariamente. Y a esta edad no necesitan nada más.

NO ME LIMITO SOLO AL INGLÉS

Por último, si bien el idioma inglés es al que más tiempo le dedicamos de exposición y es por ahora al único que le dedicamos tiempo “académico”, en nuestro hogar no me limito solo a este idioma. Trato de exponerlo a otros idiomas desde los mismos canales que mencioné arriba, como así también trato de mostrarles que hay muchos idiomas en este planeta. Mi hijo sabe que existe el chino, ya que su papá lo está aprendiendo a su ritmo y él muchas veces se interesa en lo que su papá hace. También sabe que existe el italiano, que es el idioma que su abuelo materno sabe muy bien por sus raíces italianas y también sabe que existe el catalán, un idioma que yo disfruto mucho escuchar. En mi hogar trato de fomentar el descubrimiento de los idiomas como parte de otras culturas, de personas que viven en otros lugares, ya sea cerca o lejos de nosotros, con sus propios valores y tradiciones que muestran cómo ellos ven el mundo. Trato de fomentar el asombro y el descubrimiento a través del contacto con distintos idiomas y culturas.

Y tú, ¿cómo haces en tu hogar? ¿Enseñan un segundo idioma en tu hogar? ¿Qué te parecen esta forma de presentar un idioma? Cuéntame en los comentarios!

¿Cómo introducir el vocabulario nuevo a niños que todavía no saben lee ni escribir?

En el post anterior te presenté 5 tips para sacarle el mejor provecho a la hora de utilizar canciones para aprender inglés. Ahora le toca el turno a la presentación de vocabulario nuevo.

Si tienes niños en casa de edad preescolar y deseas que aprendan inglés desde pequeños, seguramente te habrás preguntado mil veces cómo presentarles el vocabulario a aprender, de forma que no sea totalmente mecánica y aburrida.

¿Cómo puedes agregar juego y diversión a la hora de presentar vocabulario nuevo valiéndote sólo de imágenes y además de una forma efectiva?

A continuación te presento 5 tips para introducir vocabulario nuevo a niños en edades preescolares de forma eficaz y ya que estamos haciéndolo divertido:

1- Introduce el vocabulario nuevo a cuenta gotas

Lo primero que hay que tener en cuenta es la cantidad de palabras a presentar. Cada vez que le enseñes a tu peque vocabulario nuevo tienes que incluir pocas palabras por vez, no más de cinco por vez. Es mejor que repitas la misma actividad más adelante pero agregándole más vocabulario que presentarlo todo de golpe.

2- Repite, repite, repite 

Recuerda también que es muy poco probable que tu peque recuerde de un día para el otro las palabras que les hayas enseñado por más que estas sean pocas. Por ello es súper importante repasar, repasar y repasar el vocabulario aprendido.

¿Cómo puedes hacer esto sin que se vuelva monótono?

Utiliza actividades que le ayuden a repasar el vocabulario de forma distinta a la que se la presentaste. Si aprendieron objetos cotidianos de una casa a través de imágenes en tarjetas, vuelve a repasar ese vocabulario pero esta vez jugando al escondite, donde tú escondes estos objetos reales y tu peque tiene que encontrarlos y decir su nombre en inglés. También puedes repasar vocabulario retomando una que otra palabra al momento de introducir vocabulario nuevo.

No temas en volver sobre las mismas actividades una y otra vez antes de seguir introduciendo contenido nuevo. Siempre puedes modificar un poco la actividad dándole un toque original divertido para que tu peque no se canse.  Aprovecha también esas actividades que a tu peque le gusta hacer una y otra vez para repasar el vocabulario aprendido. Por ejemplo, si a tu peque le gustó la actividad de esconder los objetos por la casa y al encontrarlos decir el nombre en inglés, no dudes en jugarlo las veces que quieran. De todas maneras, no agotes todos los recursos debajo de tu manga, ya que puedes hacer que tu peque pierda el interés rápidamente.

3- Primero comprensión, luego producción 

Recuerda que en todo lo que le enseñes a tu hijo, debe ir primero  la comprensión y luego la producción. No te preocupes si tu hijo no se lanza a pronunciar las nuevas palabras en inglés, ya que que tu hijo va a comprender lo que dices, antes de pronunciarlas él mismo. Siempre que presentes vocabulario nuevo, trata de incluir enseguida una actividad de compresión de ese vocabulario. Trata de seguir el patrón de: PRESENTACIÓN – COMPRENSIÓN – PRODUCCIÓN.

4- Incluye actividades que impliquen movimiento aún a la hora de presentar vocabulario 

Es muy importante que los niños pequeños puedan moverse durante las actividades. Quedarse quietos es todo una hazaña y la mejor forma de hacer que tu peque aprenda de forma divertida y significativa es permitiéndole moverse. Aún cuando estés haciendo algo totalmente previsible como presentarle vocabulario nuevo con tarjetas, puedes ponerle sazón y diversión. Por ejemplo, imagina que quieres presentarle el nombre de diferentes animales en inglés. Puedes presentarle el vocabulario mediante las tarjetas y luego desparramarlas en el suelo o sobre diferentes superficies. Cuando nombres un animal tu peque tiene que tocar la tarjeta, o saltar cerca de ella si están en el piso, o encontrarlas si están escondidas por toda la casa. De esta forma puedes transformar una actividad totalmente previsible y aburrida en una actividad llena de movimiento y divertida.

5- Deja que tu peque dirija cada tanto

Una de las actividades que más le gusta a mi peque es cuando él puede dirigir la actividad. Por ejemplo, el otro día estaba presentando el nombre de distintos animales en inglés. Para chequear la compresión y la pronunciación escondí las tarjetas de los animales por toda la habitación. Mi peque tenía que encontrar una a una las tarjetas y decir el nombre de ese animal en inglés. Al terminar le pregunté si quería ser él quien las escondiera y quedó encantado. Una vez que terminó de esconderlas me puse a buscarlas, haciendo como que no las veía y confundiendo los nombres para que él me corrigiera. También fingí olvidarme de unos cuantos nombres para ver si él me ayudaba. Esta forma de estar a cargo de las actividades es muy enriquecedora para los peques.

Como verás, hay mucho que se puede hacer a la hora de presentar vocabulario a niños en edad preescolar sin la necesidad de recaer en actividades aburridas y monótonas.

Ahora cuéntame, ¿cuál de estos es tu tip favorito? ¿Hay alguno que ya pones en práctica en tu hogar? Cuéntame en los comentarios.

Si te gustó este post, te invito a que te suscribas a mi boletín de noticias aquí, para no perderte de ninguna novedad!!!

¿Cómo sacarle el mejor provecho a las canciones en inglés?

Si tienes pequeños en casa y deseas que aprendan inglés el recurso número uno para los niños de 3 a 5 años son las canciones.

Las canciones generalmente tienen vocabulario sencillo, repetitivo y con una rima y una métrica que atrapan nuestra atención y se graban en nuestra memoria y en la de nuestros peques.

Pero se puede hacer más con las canciones que sólo escucharlas y cantarlas. Puedes utilizarlas para focalizarte en algún aspecto del lenguaje que quieras que tu peque aprenda.

Aquí te presento 5 tips que te ayudará a sacarle el mejor provecho a las canciones que cantas en inglés junto a tu peque:

1- Familiarícense con la canción

A la hora de presentar canciones nuevas en inglés es importante que tú y tu hijo se familiaricen con las canciones. Pueden escucharlas mientras realizan otra actividades como limpiar, jugar, durante otras actividades de kinder que realices con tu peque o durante cualquier rutina del día. El poder escuchar repetidamente una canción, facilita que tu peque reconozca su ritmo y métrica. Aprender una canción no solo implica familiarizarse con su letra.

2- Chequea la comprensión de la canción agregándole una coreografía 

Muchas de las canciones dirigidas a los niños presentan coreografías. Esto ayuda a los peques ya que ellos aprenden mejor con movimiento, pero también lo ayuda a interiorizar el vocabulario a medida que se aprenden la coreografía.

Apréndete las coreos de los videos de las canciones que a tu peque le guste y juega junto a tu peque a seguir la coreo de la canción.

3- Utilízalas como fuente de input 

No es necesario que tu peque entienda cada una de las palabras que escucha en la canción. Las canciones son una fuente de input muy compleja y completa, que ayuda también a la internalización de estructuras gramaticales logrando que los peques se familiaricen con ella aún cuando no la están aprendiendo detenidamente. No sólo es vocabulario lo que se aprende.

4- No te preocupes si tu hijo no canta contigo 

Si tienes hijos pequeños es muy probable que no quieran cantar las canciones que les presentes y eso es completamente normal. Como niños, ellos se siguen beneficiando del input que reciben sólo con escucharlas. Pero eso no quiere decir que no la comprendan o no recuerden nada de ellas. Aquí entran en juego las coreografías. La mejor forma de chequear comprensión, memoria y atención es coordinando los movimientos de la coreo con la letra de la canción.

5- No te preocupes si tu hijo no pronuncia perfectamente como en la canción

Un aspecto a tener en cuenta con niños pequeños es que si ellos todavía están aprendiendo a pronunciar los sonidos de su lengua madre, es muy probable que muchos sonidos foráneos pertenecientes al inglés les sea difícil pronunciar. No te preocupes, mientras ellos hagan el intento de cantar junto a ti es todo lo que necesitas para seguir disfrutando y aprendiendo inglés juntos. Con el tiempo, su pronunciación va ir mejorando cada día más.

Ahora te toca a vos, cuéntame en los comentarios cuáles son las canciones favoritas en tu hogar tanto para vos como para tu peque. ¿Tienen coreografías? ¿Las bailan juntos? ¿Si no tiene, las inventan?

Si estos tips te sirvieron, no dudes en darnos un like y compartir este post con tus amigos así puedan aprovecharlo también.

¿Qué aspectos debes tener en cuenta al presentar un idioma a niños pequeños?

Cuando presentes un idioma a tu peque, primero que nada ten en cuenta su edad y las características propias de la misma.

Si bien no existe un niño igual a otro, hay características generales que se les puede atribuir a ciertos grupos etarios. Estas características te ayudaran a entender mejor a tu hijo, sabiendo qué puedes esperar de él a la hora de enseñarle un idioma.

A continuación voy a resaltar algunas de las características principales propias a niños de entre 3 y 5 años:

CONSTANTE NECESIDAD DE MOVIMIENTO

Los niños pequeños, de 3 a 5 años tienen una necesidad de movimiento muy marcada. Cuanto más pequeños sean más marcada será la necesidad de moverse, por lo que las actividades tienen que estar pensadas para involucrar el cuerpo entero: si cantas canciones con él en inglés, agrégale una coreografía a la letra, si presentas vocabulario, involucra el cuerpo entero, por ejemplo enseña los verbos de movimiento en inglés mientras se los muestras con tu cuerpo.

Si bien los niños de 4 y 5 años tienen más desarrollada sus habilidades motoras, los pequeños de 3 también disfrutan mucho moviéndose, imitándonos, etc.

Debido a su constante necesidad de movimiento, las actividades que presentes tienen que ser de muy corta duración, especialmente si implican quedarse quieto en un solo lugar. También es conveniente que intercales actividades que impliquen mucho movimiento con aquellas que sean más calmas.

LENGUAJE ORAL

En este rango de edad, y en especial los niños de 3 años, no tienen todavía completamente desarrollado el lenguaje oral de su lengua materna. Si tu peque tiene esta edad, es muy probable que no desee repetir el vocabulario en inglés o no se enganche totalmente con las canciones y se dedique más que nada a escucharlas y a disfrutar mientras se la cantas. No te preocupes por ello ahora, la exposición que le estás dando es mucho más importante que si pueden repetir o no lo que le estás diciendo.

A partir de los 4 años ya se animan mucho más a repetir el nuevo vocabulario y se entusiasman mucho más con las canciones, las cuales cantan imitando los gestos correspondientes.

De todas maneras, a esta edad puede ser que todavía tengan alguna dificultad para reproducir todo el vocabulario presentado y reemplacen algún sonido por otro. No te desesperes, a medida que tu hijo crezca va a ir perfeccionando su dicción, de la misma manera que lo hará con la dicción de su lengua madre.

IMITACIÓN

A los niños de este rango de edad les encanta imitar todo lo que tenga que ver con el mundo adulto. Puedes aprovechar esta fascinación de tu peque para hacer actividades con juego de roles. Pueden jugar a que uno es el verdulero y el otro el comprador y practicar en inglés distintos diálogos. Recuerda que estos diálogos tienen que ser cortos y acordes a la edad de tu peque.

No te olvides de incluir distintos disfraces y todo el material concreto que puedas tener en casa para tus juegos de roles. No hay nada más lindo que jugar a la verdulería con verduras de verdad, o a lo sumo, de plástico. Si tienes un carrito de compras sería lo más. Todo lo que puedas incluir para agregarle más realismo, no dudes en utilizarlo. A tu peque le encantará.

COOPERACIÓN

A medida que tu peque se hace más grande, alrededor de los 5 años, se sentirá mucho más cómodo compartiendo con otros niños, colaborando con ellos en distintas actividades. Si tienes más de un hijo, esta es la edad perfecta para hacer actividades en conjunto con toda la familia.

Esto no quiere decir que si son más chicos no hagas actividades grupales. Es probable que siendo más pequeños no actúen tan colaborativamente con los demás. Pero eso no quita que no puedan realizar actividades con toda la familia, teniendo en cuenta la madurez de cada miembro y la responsabilidad de cada uno.

Para finalizar, si bien estas características te ayudan a entender a los niños que conforman las edades arriba mencionadas, solo describen a los niños en general y no necesariamente a tu peque. Puede que tu hijo en algunos aspectos se comporte como un niño de tres años y en otros como un niño de cuatro o cinco. Cada niño es único y la forma en la que desarrollan estas características también lo es.

Ahora cuéntame tú, ¿tienes hijos dentro de estas edades? ¿has notado algunas de las características arriba mencionadas?

Si esta información te resulta útil, suscríbete a mi newsletter aquí para no perderte ninguno de mis post, además de poder recibir ofertas y promociones especiales!!!

Premio Black Wolf Blogger Award

black-wolf-blogger-award-2014

Hoy quiero contarles una muy linda noticia. Natalia del blog “Mi Educación Creativa” me entregó el premio “Black Wolf Blogger Award”. La verdad que me pone muy contenta porque es la primera vez que mi blog recibe un premio y segundo porque me dio la oportunidad de conocer otros blogs que tratan también de educación, muy originales y completos, uno de ellos por supuesto, es el blog de Natalia. La verdad que se los recomiendo.

Las normas del premio son las siguientes:

1- Agradecer públicamente a quién te nominó.

2- Contestar las 5 preguntas.

3- Nominar 15 blogs.

4- Notificar públicamente a los nominados su premio.

¿El primer libro que leíste?

La verdad no recuerdo cual fue el primer libro que leí. Desde pequeña me gustaba que me lean y leía cuentos infantiles. De adolescente si recuerdo que uno de los primero libros que leí por mi cuenta fue de Poldy Bird. Me encantó tanto que terminé leyendo la colección completa.

En inglés en cambio, el primer libro que leí por mi cuenta fue una recopilación de cuentos de ciencia ficción, con autores como Philick k. Dick, Ray Bradbury, Isaac Asimov entre otros. Fue realmente una adicción, a medida que aumentaba mi conocimiento en inglés más me gustaba leer las novelas en su idioma original, “vicio” que fue creciendo y que llevó a que leyera las 5 novelas de “A Song of Ice and Fire” de George Martin en un año.

¿Por qué escribes?

Escribo porque siempre me gustó escribir, desde pequeña. Me encantaba escribir poemas y cuentos. Incluso llegué a participar unos años en un taller literario. La lectura y la escritura siempre formaron parte de mi vida.

Hoy en día escribo para compartir y comunicar mis pensamientos, mis ideas, para informar si tengo algo valioso que transmitir, para contar mi historia, para que pueda servirle a otra persona que esté pasando por lo mismo. También para ordenar mis ideas y poder llevarlas a cabo. Mi cabeza está llena de ideas y poder escribirlas me ayuda a aterrizarlas.

¿Tienes una musa o inspiración?

Me inspiro en la vida misma, en las cosas que hago diario, en las cosas que hice en el pasado y también en aquello que me gustaría hacer. Por ejemplo en actividades que me gustaría hacer con mi hijo, como me gustaría que se aproxime a los conocimientos, pensando todo desde el juego y lo que le puede interesar.

También en otros blogs encuentro inspiración, en algunas actividades que me llaman la atención y busco la manera de poder adaptarlas para aprender inglés.

¿Escribes lo que vives o vives lo que escribes?

Creo que va en ambos lados. Escribo mucho de lo que vivo pero también vivo mucho de los que escribo. Cuando pienso en actividades que me gustaría realizar con mi hijo o mis alumnos el poder plasmarlas y escribirlas, luego me permite vivirlas. De la misma manera cuando comparto mi reflexión sobre la educación y el aprendizaje, muchas ideas que escribo porque me siento identificada las termino de plasmar en mi familia y en mi día a día.

¿Cuál ha sido tu gran amor?

Mi Familia es mi gran amor. Realmente todo lo que hago lo hago por mi hijo, mi esposo y por mí. He crecido mucho desde que soy madre, mi hijo ha sido mi gran maestro y hoy en día quiero seguir creciendo, seguir mejorando todo gracias a mi familia.

Los Blogs a los que les cedo este premio son:

Aprendizaje Supraescolar

ALAS

Unschooling Aprendo en Libertad

ORCA

Ciencia en Familia

Educación Creativa

Educo en Casa

Silvana Gonella

Dulcía Olivari

Aprendiendo todos de todo

Creciendo con Montessori

Aprendiendo Matemáticas

Crianza y Energía

Vivian Watson

Explorando la Maternidad

Muchas gracias!!!

Aprender las partes del rostro y las emociones jugando

Juego de imanes 2 Reducido

Ya en este post te comenté qué es lo que motiva a los niños a aprender y como sabrán, no hay nada que motive más que los juegos. Por eso hoy te traigo una actividad para que hagas con tus peques para aprender jugando.

Juego de imanes reducido

Esta actividad está basada en un juego didáctico que me gustó mucho. Acá en Argentina se llama imantados y es una caja de madera con una tapa de metal que al abrirse se encastra en la caja de madera y queda a modo pizarra. Dentro de la caja hay un montón de partes de la cara hechas con goma eva imantada. Las figuras varían en color y hay ojos, narices, cejas, bocas, bigotes y diferentes estilos de peinados.

  Cara hombre 2 Reducida

La idea es ir armando diferentes rostros con las opciones que tenés dentro de la caja. Es muy lindo y divertido y a mi peque le encanta. Esta carita lo hizo mi peque, dice que es su nono Miguel (SI vieran a mi papá entenderían todo, jejeje!!!)

 Cara Hombre Reducida

Algo que fuimos descubriendo mientras jugábamos es que se pueden además, con las caras, plasmar distintas expresiones. Eso era lo que más le gustaba a mi peque. Con el solo hecho de mover la boca y las cejas podíamos poner una cara triste, alegre o asombrada. Eso es lo que hizo con la cara de arriba.

Además, los círculos que se usaban para hacer el iris en los ojos se podían usar a modo de lágrimas para darle más claridad a las expresiones.

 Hombre llorando reducido

También se puede poner la carita contento, con solo sacarle las lágrimas acomodarles las cejas y voltearle la boca:

Hombre alegre Reducido

De este juego se me ocurrió la idea de poder usarlo para practicar o enseñar las partes de la cara y las expresiones en inglés, ya que se pueden hacer un sinfín de caras y expresiones como por ejemplo, esta nena:

 Cara Nena Reducida

Este señor muy serio y correcto, y tal vez un poco asombrado:

Hombre antiguo Reducido

O esta nena tirando un besito:

nena tirando beso reducido

Con este juego se pueden hacer varias actividades super entretenidas con los peques para practicar inglés. A continuación les paso una lista:

  • Se puede hacer instrucciones en inglés para que puedan armar diferentes caras. Las instrucciones pueden ser de forma oral o escrita, dependiendo de la edad del peque. También pueden ser sencillas o más especificas incluyendo el color que queremos que pongan e incluso la forma.

 

  • Se le puede pedir a nuestro hijo que él nos haga instrucciones a nosotros tanto oral o escrita (dependiendo de la edad de nuestro hijo y de su nivel de inglés) para que nosotras armemos los rostros.

 

  • Como en la actividad 1 y 2 se le puede pedir que plasme distintas emociones con los rostros y que explique el porqué de ese gesto.

 

  • Se puede armar historias describiendo cómo llegó esa persona a sentirse así, y en caso que sea una emoción de tristeza o pena se puede preguntar qué podemos hacer para poder ayudarla a sentirse mejor. Mi hijo casi siempre me pide que le ofrezca teta, jajaja!!!

 

  • Se pueden crear personajes para cuentos e historias y si se animan o se enganchan se puede hasta inventar la historia en inglés.

 

¿Qué te parece? ¿Crees que puedes aprovechar un juego así o similar en tu casa? ¿Te animas a hacer actividades con él? Cuéntame en los comentarios!!!

¿Es verdad que los niños pequeños aprenden mejor los idiomas?

Hace unas semanas pregunté a varios papás que era lo que más les preocupaba a la hora de enseñar inglés a sus hijos.

Uno de los comentarios fue este:

Dulcía:

“El interés! A mi hijo no le interesa mucho el inglés. Y aunque sé que lo puede aprender siempre. Uno se encuentra con esos preconceptos de que mientras más chiquito aprenda mejor.”

¿Es verdad que los niños pequeños aprenden un idioma mejor que los grandes o los niños más grandes?

Hay toda una creencia sobre esto que está muy generalizada y arraigada en nuestra sociedad, pero la verdad no es tan así como se cree.

Para ello les quiero contar algunas cuestiones relacionadas con el aprendizaje de una lengua tanto en niños como en adultos.

No es lo mismo aprender una segunda lengua que un idioma extranjero

Lo primero que tenemos que comprender es la distinción entre L2 (segunda lengua) y un idioma extranjero.

Una segunda lengua o segundo idioma es aquel que se aprende y se usa como la lengua madre. Ya sea porque en determinado hogar se hablan dos idiomas o porque en la sociedad donde se vive se hablan dos idiomas.

Una lengua extranjera o idioma extranjero es aquel que se aprende en un país donde ese idioma no es hablado. Lo que generalmente se hace en las escuelas.

¿Cuál es la principal diferencia entre estos aspectos a la hora de aprenderlo?

Al aprender un segundo idioma uno tiene la ventaja del input que uno recibe del ambiente y de la necesidad inmediata de ese idioma. Uno lo aprende porque lo necesita para comunicarse en el día a día, como así también se tiene la ventaja de estar continuamente expuesto a ese idioma. Cuando se aprende una lengua extranjera, en cambio, solo se recibe input en las horas que dura la lección, y no hay una necesidad real de comunicación.

Aprender una lengua extranjera

A la hora de aprender una lengua extranjera no hay mucha diferencia entre niños y adultos, ya que la exposición que reciben es muy pequeña. Además, en el caso de los niños, falta un factor muy grande el cual es un gran motivador: la necesidad. Si no hay necesidad de utilización del idioma que desean aprender, los niños no le encuentran el sentido. Los adultos en cambio, pueden comprender las ventajas de aprender una lengua extranjera, ya que pueden ver su importancia a mediano y a largo plazo.

Aprender una segunda lengua:

A la hora de aprender una segunda lengua, ahí la cosa cambia un poco. Para ello vamos a ver algunas diferencias anatómicas entre los niños y los adultos.

El cerebro del niño vs el cerebro del adulto

El cerebro de los niños, principalmente si son pequeños, está preparado para aprender un idioma, la lengua madre. Se sabe que el cuerpo calloso (lo que divide y conecta los dos hemisferios cerebrales) está todavía en desarrollo (hasta los 10 años aproximadamente). Esto hace que en el cerebro de los niños, los dos hemisferios cerebrales no estén tan separados, realmente es como si fueran uno. Esto es así para que la conexión entre ambos hemisferio sea máxima y así favorecer el desarrollo del lenguaje, o sea la lengua madre.

Esta es una enorme ventaja que poseen los niños, y se puede observar a la hora de adquirir una segunda lengua. Si toda una familia se muda a un país extranjero y tienen que aprender un nuevo idioma para comunicarse en ese país, los padres podrán ver como los niños van a adquirir ese nuevo idioma con más facilidad que ellos mismos.

Lo que no quiere decir que los adultos no puedan adquirir un segundo idioma a la perfección. La única diferencia es que los niños tienen más ventajas que los adultos, solo eso.

De todas maneras, tanto los adultos como los niños tienen habilidades que les permiten aprender un idioma ya sea un segundo idioma o un idioma extranjero.

¿Qué ventaja tiene el niño a la hora de aprender un idioma?

Los niños, dado su cerebro en desarrollo y a su reciente adquisición de la lengua madre, tienen una facilidad para poder imitar la pronunciación de un idioma a la perfección.

En el caso de una segundo idioma, es común que un adulto a pesar que maneje muy bien ese idioma se le note el acento de origen, no propio del nuevo idioma (si no pregúntele a la pobre Penelope Cruz! ;-)).

En caso de una lengua extranjera los niños pueden imitar a la perfección la fonética y la entonación de ese idioma. Lo que es una gran ventaja y a la vez un problema. Si el modelo que recibe el niño a la hora de aprender ese idioma no es el mejor, los niños lo imitaran igual.

Este problema se acentúa más cuando lo que se aprende es una lengua extranjera, ya que con un segundo idioma, el niño va a tener innumerables modelos a seguir a la hora de imitar la pronunciación. Cuando aprende una lengua extranjera, se tiene a la maestra, el material de audio, y con mucha suerte a los papás, pero no más.

Esto en relación a los niños pero, ¿y los adultos?

¿Qué ventaja tiene el adulto a la hora de aprender un idioma?

A la hora de aprender un idioma (sea L2 o idioma extranjero) les puede costar un poco aprender la pronunciación, es verdad. Pero eso no quiere decir que no lo puedan lograr. Hay personas que aprendieron un idioma de adulto y lograron una perfecta pronunciación. Como decía antes, los niños solo tienen más ventajas.

De todas maneras, los adultos tienen otra ventaja a la hora de aprender un idioma, ya sea como idioma extranjero o segunda lengua. Esto es el “Metalenguaje”; el conocimiento que tenemos los adultos sobre los idiomas, sabemos lo que son verbos, sustantivos, adjetivos, etc. Esta ventaja hace que si aprendemos una lengua extranjera, lo hagamos más rápidos que los niños. Los niños, especialmente si aprenden un idioma extranjero, empiezan por palabras sueltas u oraciones de forma más memorísticas, nosotros los adultos tenemos más herramientas para aprender las estructuras gramaticales y poder improvisar con ellas.

En definitiva, ¿Qué debo hacer?

Como verán, el aprendizaje de un idioma no es algo tan fácil de deducir y de medir, sean niños o adultos. Lo importante a tener en cuenta es que siempre va a ver oportunidades de aprender un idioma, de pequeños o de adultos. Si como padre quieres enseñar a tus hijos un idioma y ellos no sienten interés o no les llama la atención no te desesperes.

Primero trata de conectarte con los intereses de ellos y ve si hay una necesidad a cubrir con un idioma dado. Conozco a un joven que aprendió japonés jugando a un video juego. Era de clase humilde y el juego que le gustaba era muy caro, así que encontró una versión gratuita pero los comandos estaban en japonés. Eso no lo detuvo, aprendió a manejar los comandos en japonés, jajaja!!!

Si eso no resulta, tampoco te desesperes. Ya llegará el momento en que puedan disfrutar de aprender un idioma los dos, si no es ahora cuando es pequeño, lo hará de mayor. Así que tranquilo y a disfrutar.

Te presento mi lugar de trabajo

Hoy toca un post un poco inusual. No voy a contarte nada sobre inglés ni sobre aprendizaje en casa. Hoy voy a mostrarte mi lugar de trabajo. Sé que no tiene mucho que ver con lo que publico diariamente, pero creo que es una forma de que me conozcas más, de ofrecerte un poco de mí.

Mi lugar de trabajo reducido

Bueno para empezar les voy a describir lo que se ve en la foto. Esa es la cocina de mi casa. Si bien tenemos living aparte, este es el lugar donde siempre me siento a trabajar. La razón es que es el lugar donde más estamos en la casa, donde la mesa es más ancha y puedo poner muchas cosas en ese lugar. También es el lugar más cerca del dormitorio en el que medianamente puedo sentarme y escribir. Generalmente trabajo de mañana temprano (fue todo un reto para mí siendo más bien nocturna) y mi hijo, con el cual colechamos, sigue durmiendo. De esta manera, puedo estar lo suficientemente lejos para poder estar tranquila sin tener que moverme como Tom Cruise en “Misión Imposible” y lo suficientemente cerca para escucharlo cuando me llama para tomar la teta. Además es el primer lugar al que voy cuando me levanto, jajaja!!!

Ahora bien, voy a pasar a contarte en detalle todo lo que ves en la foto:

1 – Es mi instrumento de trabajo, mi notebook. En la foto se ve solo el fondo de pantalla, pero generalmente trabajo en Word y luego paso todo al blog.

2 – Es mi cuaderno, donde anoto todo. No soy muy organizada, mi cuaderno es un desastre, pero me fui dando cuenta que cuando anotaba las ideas y hacía listas de cosas para hacer en el cuaderno, cuando me levantaba solo consultaba y me ponía a trabajar sobre la lista, y cuando quedaba terminado, hacía una tilde!!! La parte más linda de hacer listas, 😉

3 – Son unas plantillas impresas para hacer listas de ideas, me sirve un montón poner por escrito mis ideas y después programarlas en el blog. La tarea que estaba haciendo en ese momento era programar el calendario del blog con toda la lista de ideas que tenía. Esta idea brillante la descubrí en un curso que estoy haciendo para mejorar mi blog (no crean que todo esto es coincidencia, jajaja!!!)

4 – Son mis auriculares. Si encuentro algo para escuchar, un video o música me pongo los auriculares, no hay que despertar al peque, y por supuesto solo de una oreja para poder seguir estando atenta a mi pequeño.

5 – Éste no necesita mucha explicación, es mi cartuchera, donde tengo de todo, marcadores de colores, lapiceras, etc. Por eso está bien gordita.

6 – Es un regalo que nos trajeron de España. No debería estar ahí pero bueno, jajaja!!!

7 – Allí podrás ver una jarra de agua y un vaso, infaltable en mi mesa.

8 – También se pueden ver juguetes de mi peque que quedaron de la noche anterior. No importa todo el empeño que ponga, siempre termino encontrando juguetes por todos lados.

9 – Es la cámara de fotos que busqué para poder sacar esta foto que les estoy presentando, pero cuando intenté sacarla estaba sin batería, así que tuve que usar el celular.

10 – Aquí está la comida, no se olviden que trabajo a la mañana temprano y tengo que desayunar. Las ideas no fluyen solas!!!

11 – Es el cargador de mi celular, otro objeto que no debería estar ahí pero está, jejeje!!!

12 – Es la silla de mi peque, está en un rincón pero a la hora de comer la ponemos en el centro de la mesa, al lado mío y de mi esposo.

13 – Y ese espacio en blanco es en realidad el espacio que usa mi marido cuando trabajamos juntos los fines de semana. Él es empleado en una empresa pero también está empezando emprender desde casa. Es un sueño que los dos tenemos.

Todo esto que ves está así hasta que se despierta mi peque. En ese momento, la mesa se despeja y le preparo el desayuno a él y charlamos un ratito. A veces si estoy en la mitad de algo sigo un ratito más mientras el desayuna pero se aburre enseguida y bueno, en ese momento se levanta campamento y se sigue con suerte a la tarde, pero lo más normal es que siga al otro día.

Como tengo pocas horas para trabajar, generalmente hago pequeñas tareas pero lo que estoy tratando de hacer últimamente es ser constante, de a poco pero siempre avanzando.

Bueno, ya conoces mi lugar de trabajo. No es la gran cosa, no es una oficina, es solamente el centro de mi hogar.

¿Te animas a contarme en los comentarios dónde trabajas y qué son las cosas que no pueden faltar en él?

¿Cómo crear experiencias de Aprendizaje?

tercera-edición-planeacion

Hace unos meses realicé un curso que me encantó y quiero compartir contigo mis impresiones. El curso se llama “Planeación de Experiencias de Aprendizaje” y es dictado de forma online por Zayda Cadengo de “Unschooling Aprendo en Libertad”. Recientemente, además les puedo contar que tuve la grata tarea de colaborar con un módulo dedicado a los idiomas, en particular el inglés.

Este curso online lo puedes descargar por módulo y cada uno de estos consiste de varios archivos en formato .pdf. Cuando yo lo hice, una vez que pagabas el módulo te llegaba a tu dirección de correo. Ahora es mucho más fácil porque aparece un botón para descargarlo directamente una vez que pagas.

El curso consta de 4 Módulos que proporcionan distintas herramientas para la creación de currículums personalizados para tus hijos. De esta manera ellos pueden aprender siguiendo sus propios intereses y motivaciones pero siempre con un objetivo bien definido.

El curso módulo a módulo

El primer módulo te da un marco teórico con varias teorías de aprendizaje que explican y te ayudan a entender bien lo que es el aprendizaje por experiencia, las inteligencias múltiples, los estilos de aprendizaje etc. También te propone actividades para que puedas identificar los estilos de aprendizaje de tus hijos, lo que va a ser el centro de tu planeación. Para mí conocer acerca de estas teorías fue muy revelador. Como sabrás estudié el profesorado de inglés, y dentro de mis materias favoritas están las didácticas, por lo que sé bastante sobre teorías de aprendizaje. De todas maneras, las teorías expuestas en este módulo no las conocía. A mí me dejó realmente enganchada por lo que voy a seguir investigando!!!

El módulo 2 define las áreas a desarrollar en la planeación (Lenguaje, Matemáticas, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, Arte y Educación Física) y las habilidades a desarrollar (Sociales, de Pensamiento, de Investigación, de Comunicación y de Autocontrol). Todo esto, junto con los estilos de aprendizaje de nuestros hijos es lo que vamos a tener en cuenta a la hora de confeccionar la planeación de nuestros propios currículums, la cual está explicada paso a paso con la descripción de cada elemento. Incluso el módulo ofrece un formulario modelo de planeación ya listo para completar.

La primera parte me resultó un poco densa ya que son varias listas con la explicación por niveles tanto de las áreas a desarrollar como las listas de habilidades. Pero bueno, esto es algo personal ya que me distraigo mucho cuando leo listas, jajaja!!! Pero debo reconocer que es un área importante a cubrir y realmente tiene su objetivo en la planeación final.

En el modulo 3 encontramos muy buena información sobre cómo poner en práctica la planeación. No solo ideas de cómo relacionar las áreas de forma interdisciplinar, lo cual es el objetivo de toda la planeación, sino consejos prácticos para poder planear con éxito experiencias de aprendizaje significativo para nuestros hijos. Si bien este módulo es más corto, es un módulo que nos invita a trabajar bastante, a pensar, a generar ideas, a involucrar a nuestros hijos. Y es todo un desafío. Por suerte Zayda nos ofrece su ayuda en todo lo que necesitemos. Podemos contactarla por email o hacer las preguntas en un grupo privado dedicado exclusivamente para el curso.

En el último módulo, Zayda nos da herramientas sobre como documentar todas las experiencias de aprendizaje. Este módulo es para mí de suma importancia ya que me parece indispensable poder tener un sistema de archivo de todo lo que aprendieron nuestros hijos y de la forma en que lo hicieron. Ya sea para presentar ante cualquier institución, como así también para control nuestro. Para saber todo lo que hacemos en el día con nuestros hijos y además para poder evaluar cuáles son las cosas que nos funcionaron y cuáles tenemos que mejorar todavía.

Los pros:

  • Muchísima información concentrada que realmente te ofrece ayuda práctica y aplicable en tu día a día.
  • Apto para cualquier modalidad de educación en el hogar. Si bien este curso está pensado para padres unschoolers, se puede aprovechar totalmente si eres flexischooler ya que lo puedes aplicar a las áreas de interés de tu hijo. Si eres el tipo de padre homeschooler que prefiere seguir un currículum establecido y sientes que tus hijos se aburren o no se involucran tanto con las actividades que les ofreces, te puede servir para ayudarte a personalizar el currículum de tus hijos, tomando en cuenta sus preferencias y perspectivas.
  • La nueva edición del curso cuenta con un módulo especial y opcional sobre la integración de un idioma a la planeación. Esta pensado desde la integración de inglés y fue diseñado por mí. De todas maneras, las herramientas que ofrezco en ese módulo y el contenido teórico incluido sirven de igual manera para incluir cualquier idioma que desees.

Los contras:

  • Es un curso largo, con mucha información que requiere ser leída a conciencia y tomando notas. Si eres una mamá o un papá muy ocupado vas a tener que organizarte muy bien para poder dedicarle tiempo a este curso y así poder aprovecharlo al 100%.

Mi conclusión después de haber hecho el curso

Como verás, este curso es altamente recomendable. A mí me sirvió muchísimo. Si bien mi peque es pequeño todavía para realizar actividades más dirigidas, el formato que ofrece este curso lo voy a utilizar para todos los aprendizajes más académicos. Tal vez cueste al principio porque requiere de un cambio de paradigma en algunos aspectos pero una vez que le agarre la mano a la planificación de aprendizajes será mucho más fácil y por sobre todo más natural.

Para terminar, si quieres saber más sobre este curso te invito a que veas toda la info que hay de él en esta página y si estás interesado en hacerlo, no te pierdas las ofertas de este “Cyber Monday” en la cual, además de la oferta de Zayda, comprando el curso tendrás el módulo de inglés a solo un dólar. No tienes excusa!!!

 

5 Formas Divertidas y Ocurrentes de Usar Flashcards

Las “Flashcards” (tarjetas para presentar o practicar vocabulario) son un recurso muy útil para aprender un idioma. Es uno de los más comunes en el aula y en el hogar ya que resulta práctico y cómodo. El problema surge cuando es el único recurso que se utiliza, y peor todavía si solo se usa con la vieja fórmula de “Listen and Repeat” (Escuchar y Repetir).

Por ello, a continuación te voy a contar 5 formas divertidas y ocurrentes de usar flashcards, que no sólo divertirán a tu hijo, si no que a ti también:

 

Correlación de objetos:

Esta es una actividad muy divertida para los más pequeños de la casa y también para todos aquellos niños de inteligencia más kinestésica. La idea es poner las flashcards en el suelo, y en una canasta los objetos que representan. Los niños tendrán que colocar los objetos sobre las flashcards que le correspondan. Las flashcards deberán tener el nombre del objeto también para que se vayan familiarizando con el nombre y para que los que sepan leer puedan hacer la relación.

Pueden ver un ejemplo aquí (https://www.flickr.com/photos/16302323@N00/6390513171/)

Una alternativa para repasar el vocabulario aprendido, es que se mezclen tarjetas de varias categorías y se coloquen en el suelo, los niños tienen que ir por la casa buscando los objetos y colocándolos sobre las mismas.

Para agregarle un poco de complejidad a la actividad anterior, se puede realizar con flashcards que contengan solo el nombre de los objetos (sin los dibujos).

 

Jugar al juego de la memoria:

Este es otra forma divertida de usar las flashcards. Si se tienen pares idénticos de las mismas se puede jugar al juego de la memoria. También se puede hacer entre objeto y nombre pero solo para los niños que ya saben leer y escribir.

Hacer secuencias con las flashcards:

En esta actividad, el niño mezcla todas las flashcards y mientras otra persona (mamá, hermano mayor, etc) le va dictando una secuencia, y el niño tiene que colocar las flashcards en orden. También se pueden crear distintas secuencias y dejarlas escritas para que el niño las haga.

Una alternativa realmente ocurrente sería que el niño también pueda crear él las secuencias y la mamá acomode las tarjetas. A los niños les encantan las actividades donde son ellos los que dirigen, además de que es muy útil para que ellos practiquen la pronunciación (en caso de que la secuencia sea oral) o la escritura (en caso de que sea escrita)

 

Jugar a la búsqueda del tesoro:

Una actividad que a sus hijos les va a encantar es jugar a la búsqueda del tesoro con las flashcards. Es una buena forma de reforzar el vocabulario aprendido. La idea es esconder las tarjetas por distintos lugares de la casa y con instrucciones simples los niños tienen que encontrarlas.

 

Inventar una historia usando las flashcards como secuencia:

Esta última es también para repasar vocabulario y además reforzar la narración, tanto escrita como oral. Lo que hay que hacer es elegir una o dos flashcards de distintos set de vocabularios (verbos de acción, objetos de la cocina, partes de la casa, alimentos, etc) y con ellos inventar una historia para contar mientras se van mostrando las flashcards. La historia se puede inventar en el momento o se puede escribir con anticipación detrás de las mismas para que las puedan leer mientras van mostrando las imágenes a los niños. Esta actividad les encanta. Además también pueden invitar a sus hijos a que ellos inventen una historia siguiendo esta misma modalidad.

Espero que disfruten de jugar con las flashcards ¿Qué les parecieron las actividades? ¿Ya las conocían? ¿Ya realizaron estas actividades con sus hijos? ¿Qué otras actividades divertidas y ocurrentes se les ocurre hacer con las flashcards?

A %d blogueros les gusta esto: